El negocio del canon

Llevo varios días leyendo diversas noticias sobre el famoso canon de la SGAE, empezamos con despedidas momentáneas que son desmentidas justificando error, o los lloriqueos del señor feudal… En cualquier caso, seguro que la cosa cambia a mejor y no porque nuestros cabezas pensantes escuchen a los ciudadanos y quieran hacer algo bien, sino por puro interés político ya que se acercan las elecciones.

Mientras tanto, la SGAE sigue haciendo su gran negocio cobrando por todo. Un ejemplo es el caso de los bares y restaurantes a quienes pasa un recibo anual por el uso que hacen de música y televisión. Conozco el caso de una cafetería recién inaugurada que a los tres días de su puesta en marcha, ha recibido la cartita para pasar por caja.
Y si la SGAE hace su particular negocio, algunos restaurantes no se quedan atrás y se pasan con creces repercutiendo este canon al cliente. Lo que más me sorprende es la poca mano izquierda que tienen algunos, no critico que un comerciante deba repercutir este gasto, sino la forma y es que recientemente me ha pasado que tras pedir presupuesto de menú para una celebración, veo la coletilla de un incremento de 0.60€ adicionales por menú en caso de contratar música. Y ante esto me cuestiono, si la SGAE ya les ha pasado el recibo ¿qué más le da al restaurante que la música la escuchen 50 personas que 150? Me parece ridículo poner ese incremento de manera tan explícita, prefiero que el menú lo presupueste con un incremento de 1 o 2 euros a poner coletillas de este tipo, porque al igual que no especifica si la zona fumadores será más cara porque deba repercutir el extractor de humos, o tampoco detalla el importe unitario de la composición del menú, no veo lógico considerar el tema de la música como algo adicional, preferiría lo repercuta directamente en el presupuesto y lo facilite como un servicio añadido. En definitiva, observo que el comerciante se suma al negocio del tan criticado canon.

Suscríbete al blog

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete al blog!

Recibe cómodamente por correo electrónico los nuevos artículos que vaya publicando (recibirás sólo contenido, nada de publicidad)

Privacidad:: no comparto ni vendo datos de los suscriptores

Trackbacks

  1. SATA: maestro o esclavo - Blog de Raúl Serrano
    16/04/2009

    […] carro de un impuesto como el canon, también se suman los propios comercios,  ya lo he comentado en alguna ocasión, en este caso, engordando algo más de la cuenta el importe que corresponde por canon de discos […]

Escribe un comentario