Uso responsable, sentido común… educar es lo importante

A través de Gizmodo veo una noticia sobre un dispositivo, llamado Tiwi, que sirve para vigilar la velocidad del coche, emite un aviso sonoro al conductor cuando va a velocidad excesiva, si hace caso omiso, enviará un mensaje o llamada a un responsable designado. Se presenta como una solución ideal para vigiliar a los hijos que dada su juventud, pueden mostrar un uso más irresponsable en la conducción.

Personalmente, me muestro totalmente escéptico con el resultado de este tipo de dispositivos, en este caso, el espiar las acciones del conductor, de poco puede servir, pienso que el uso responsable y el respeto hay que inculcarlo de otra manera.
Recientemente he tenido mi moto un par de semanas encerrada en el garaje, el motivo era claro, el seguro había vencido, así que mientras renovaba o no, la he mantenido guardada. En su día, mi padre me enseñó la importancia de éste documento, un vehículo no pisa la vía pública sin tener seguro en vigor, y sin duda es algo que procuro cumplir.

De manera análoga, cuando alguien, me pide recomendación de algún programa para impedir que los niños tengan acceso a contenido sensible de Internet, siempre doy la misma: lo principal y realmente eficaz es la supervisión de los padres, eso no significa que no sea necesario el uso de antivirus, anti-spyware… que dado el estado actual de Internet se hace imprescindible para usuarios noveles. Pero considero que la supervisión no se puede delegar totalmente a una aplicación que monitorice el uso que se hace de Internet, ya que un riesgo es que el niño sea capaz de saltarse esa protección, por lo consejos de un amigo, por información localizada en Internet… por ello digo que es mejor y más efectivo ir educando en el uso que hace de la red, no es bueno intentar imponer censura, omitir servicios como las afamadas redes sociales…  pero si conviene ejercitar el sentido común, hacer un uso responsable de los servicios que utilizamos, conocer dónde y qué información facilitar…

La educación puede ser tarea difícil pero no algo imposible, como ejemplo pongo que en los últimos 4 años habrán pasado por la compañía donde trabajaba más de 50 personas, en las sesiones de formación siempre dejábamos un apartado final dedicado a temas de seguridad, poniendo ejemplos prácticos del por qué de algunas medidas, de manera que el empleado se implicara en la seguridad de la empresa y no lo viera como una dificultad. A día de hoy, pienso que algunas de esas personas estarán aplicando de manera innata los hábitos adquiridos.

Los appliance y demás infraestructura refuerzan la seguridad pero desde luego el más importante y decisivo puede ser el propio empleado/usuario, así que su educación la considero esencial.

Suscríbete al blog

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete al blog!

Recibe cómodamente por correo electrónico los nuevos artículos que vaya publicando (recibirás sólo contenido, nada de publicidad)

Privacidad:: no comparto ni vendo datos de los suscriptores

Escribe un comentario